¿Eres el CEO que todos tus empleados quieren?

¿Eres el CEO que todos tus empleados quieren?

¿Eres el CEO que todos tus empleados quieren?

Gestionar el capital humano de tu empresa, además de conocimiento y experiencia profesional, requiere de características personales específicas que te facilitarán poder adaptarte a cada situación e individuo y así atender las necesidades de éste y del grupo al que pertenece.

Lo dicho, ser jefe no es tarea fácil pero con estos consejos de distintos expertos que hemos recopilado, todo será más llevadero.

  1. El primer consejo de todos es saber escuchar a tus empleados para no convertirte en un déspota. Según expertos en psicología de grupo, que el jefe sepa escuchar a sus empleados genera muchísima confianza entre el personal. Para conseguir se aconseja mantener una actitud empática y abierta al diálogo.
  2. Muy ligado con saber escuchar está el demostrar respeto por cada miembro de tu equipo. Esto se consigue brindando importancia y valor a la opinión de cada empleado y utilizando los buenos modos aún en momentos de muchísima tensión.
  3. Si alguien comete un error, corregirlo de forma adecuada. Los errores suceden para aprender, subsanarlos y corregirlos y sólo es posible con una buena comunicación clara y en buenos términos.
  4. Es fundamental para todo jefe aprender a delegar trabajo en su equipo ya que será vital para que la organización interna sea más autosuficiente. Muchos CEOS o directivos sostienen que cuando se delega, se corre el riesgo de que se comentan errores. Para evitarlo, es importante trabajar la confianza con el equipo y las buenas instrucciones con el responsable de la tarea, fijando objetivos y momentos de retroalimentación.
  5. Muchos se olvidan del buen impacto que generan los elogios justos y necesarios. Felicitar a un trabajar por su buen desempeño de manera pública, ayuda muchísimo a la motivación de todos los presentes en la oficina.
  6. Un buen jefe cuenta con la seguridad suficiente para animar a sus empleados a potenciar sus habilidades y liderazgo, aún sabiendo que esa persona recibirá todo el reconocimiento.

 

En resumen, al final los dos pilares indispensables para ser un buen jefe son la confianza en cada miembros del equipo y una buena comunicación aún en los momentos más difíciles, que fomente la cooperación y la motivación.

Tags:
No Comments

Post a Comment