SOCIMI: ¿qué es y cómo funciona?

SOCIMI_ ¿qué es y cómo funciona_

SOCIMI: ¿qué es y cómo funciona?

En los últimos meses nos hemos hecho eco de noticias como la publicada en el diario El País con el título “España es el segundo país del mundo con más SOCIMI” o que las SOCIMI han conseguido 21.000 millones de inversión en su primer lustro, según Cinco Días. Pero, ¿qué significan estos dos hitos que fueron anunciados con bombos y platillo? ¿Por qué son rentables las SOCIMI?

Para dar respuesta a ello hemos decidido explicar de manera clara qué son las SOCIMI y cómo funcionan.

Las Sociedades Cotizadas Anónimas de Inversión en el Mercado Inmobiliario (SOCIMI) “son la versión española de los Reit, un vehículo de inversión nacido en Estados Unidos en la década de los 60 y que posteriormente se trasladó a Europa”, tal como explica el periodista R. Ruiz para el diario Expansión.

En otras palabras, son sociedades anónimas constituidas según el modelo americano de las REITs (Real Estate Investment Trust ) y cuya actividad principal es la inversión en activos inmobiliarios de naturaleza urbana para su arrendamiento (viviendas, locales comerciales, residencias, hoteles, garajes, oficinas, etc.).

En el caso de nuestro país, las SOCIMI fueron reguladas por primera vez en una ley de 2009 que fue posteriormente modificada 3 años después. Hoy en día, las SOCIMI representan ya la mitad de la inversión inmobiliaria total.

Y su objetivo no es otro que la promoción del mercado del alquiler inmobiliario, que en España aún se mueve en cifras muy reducidas en comparación con otros países de nuestro entorno. Se estima que el mercado del alquiler supone un 15% del total de la población en España frente al 50% en Alemania.

Lo cierto es que son un producto interesante para pequeños y grandes inversores, tal como explicamos a continuación, ya que ofrecen una rentabilidad muy superior a otros productos del mercado inmobiliario.

Hablemos de las ventajas y los requisitos

Uno de los principales beneficios de invertir en estas entidades es que son muy transparente, ya que están obligada a cotizar en bolsa. Otra ventaja ineludible para cualquier inversor son las numerosas ventajas fiscales que ofrecen, tales como estar exentas del Impuesto de Sociedades o gozar de una bonificación del 95% en el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) y en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Estas bonificaciones están condicionadas al mantenimiento del inmueble en régimen de alquiler por al menos tres años.

Entrando en detalles, su régimen fiscal contempla algunas ventajas por cuanto el tipo impositivo de la sociedad es el 0%, frente al 25% del resto de sociedades mercantiles. También están exentos del 95% del pago de los impuestos ligados a la compra de vivienda.

No en vano y gracias a estas claras ventajas fiscales, en seis años a aumentado a más de 70 el número de sociedades anónimas cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario. Cinco de ellas lo hacen en el mercado continuo y el resto en el Mercado Alternativo Bursátil (MaB). Esta cifra sitúa a España por delante de Japón.

Como contrapartida a estas bonificaciones, deben cumplir unos requisitos muy estrictos en tanto que la Agencia Tributaria les obliga a destinar al alquiler al menos el 80% de sus activos, mantener los inmuebles como mínimo tres años, y salir a bolsa en un plazo máximo de dos años desde que se constituyen.

Además, deben distribuir al menos el 80% de los beneficios que obtengan entre sus accionistas vía dividendos. y son ellos los que acaban tributando por esas remuneraciones vía declaración de la renta.

Análisis actual

Según el último estudio de EPRA, la asociación europea de empresas cotizadas del sector inmobiliario, matiza que la capitalización bursátil de las compañías españolas de inversión inmobiliaria se queda muy lejos de la que se alcanza en otros países, situando a España en décima posición mundial con 23.184 millones.

Ante ese paisaje, más atomizado que el de otros países, los expertos aseguran que muchas de las actuales SOCIMI dejarán de serlo en los próximos años o se fusionarán entre ellas para crear empresas más grandes. Mientras tanto las SOCIMIS españolas constituyeron el pasado 13 de enero la primera asociación del sector como lobby, llamada Asocimi, cuya misión es defender al grupo de los cambios legislativos, como la actual amenaza de subida fiscal, así como para agrupar los intereses legales, dar a conocer a este tipo de compañías entre la sociedad o trabajar con Bolsas y Mercados Españoles para impulsar esta actividad.

Si necesitas más información sobre las SOCIMI u operaciones vinculadas a activos inmobiliarios, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo. Estamos disponibles para ayudarte de manera personalizada y analizar juntos la previsión de ingresos y los factores de riesgo.

 

 

No Comments

Post a Comment